Av. Vitacura 9477.    (+56 2) 2229-2254
Av. Vitacura 9477.    (+56 2) 2229-2254

Estamos desde 1992 en Vitacura 9477, esquina La Llavería. Vitacura, Santiago



FOTOS CARRERAS (2910)



Logo Facebook
Logo Twitter
Logo Google+
Logo Whatsapp

FOTOS CARRERAS (2910)

TC 20000 ultima en G. Roca y resumen de estos 6 años en Argentina

Hola, este es el relato de la ultima carrera en el TC 2000 Argentino del 2005 y probablemente mi ultima carrera en el vecino país hasta nuevo aviso o nuevas oportunidades. (Aviso, esta escrito como si fuera un articulo, donde además de esta ultima carrera, de la mitad en adelante explico y cuento como es el automovilismo Argentino y como funciona, por lo que me salio un poquitin largo)
Partiendo por el final, una vez mas fue un desastre, me chocaron en la 2da vuelta, ya que en la entrada de una curva de quinta a unos 200 Km. /hr. Me dejaron la punta de un honda puesto en la llanta trasera de mi auto y me tiro afuera de la pista sin posibilidad de regresar. Este año increíblemente salvo las series de 8 vueltas los domingos en la mañana casi no corrí en auto. El la primera Carducci me rompió la llanta trasera faltando 8 vueltas. En la segunda Espataro desesperado porque se le iba el campeonato y estando en la mitad de los 35 autos me tiro a la “M” en la 8va vuelta. Bs.As, fue lindo y pude correr bien, pero era un 50% de carrera por piloto y yo hice la primera mitad. Vino San Luis y Yanantuoni me choco en la recta de largada también por atrás, y en esta ultima, solo dos vueltas. Sin comentarios. Estuve siempre donde no había que estar en el minuto justo. Lo que si rescato y sobre todo de la ultima carrera, es que las pocas vueltas que di en ellas fueron de una intensidad que no me había tocado nunca en la vida y eran la razón de querer insistir en Argentina y en esta categoría.
Resumiendo Roca, tuve una gran alegría el sábado ya que el auto luego de no apuntarle a ni una y estar 28 en el 1er entrenamiento, le cambiamos unas cositas en la puesta a punto y mejoro de tal manera que quedamos 6° en el segundo entrenamiento, delante de los oficiales ford, honda, chevrolet, etc. Una gran emoción al menos parcial de estar en una de las dos categorías más importantes de allá, junto al TC y estar 6° delante de tan buenos pilotos y equipos.
Para la clasificación opte con el equipo salir antes que nadie, ya que en las anteriores carreras siempre me taparon o me toparon en una de las dos vueltas que se tienen para hacer el tiempo.
Obviamente que quería andar adelante y estar entre los diez, así que frene un cachitin mas tarde en la curva uno y entre algo pasado (en 4ta a unos 160kms/HR.) haciendo que el auto se cruzara un poco y perdiendo algo de tiempo, pasándome lo mismo en la ultima curva por lo que el tiempo de vuelta no fue tan bueno y quede 28.
Es en estas clasificaciones donde mas se nota quienes están todos los días y fines de semana arriba de autos de carreras, ya que cambian algunas cosas de la puesta a punto de los mismos y mejoran ese cachito necesario para estar mas adelante, aparte de que saben aprovechar perfecto al vuelta dado el training que tienen y eso hace la diferencia, dado lo estrecho de las diferencias de tiempo.
Para la serie como era la última carrera del año todos salieron con el cuchillo en los dientes. Yo lo pase bien y pude pasar algunos autos, pero como se venia muy apretado para poder pasar había roces si o si y en la ultima frenada antes de la recta me tire en un pequeño espacio libre por dentro, veníamos 5 autos en una baldosa, pero se me cerro un honda que con el toque quedo cruzado delante mío y no lo pude correr por lo que quedamos sin llegar ambos. Consideraron que fue culpa mía, (lo fue) por lo que me excluyeron de la serie y tuve que ir a la final al ultimo puesto, pero como es competitiva la categoría no estaba solo, estaba Fontana y Tuero, los dos ex F-1 junto a mi en los últimos tres lugares. Si no intentaba la pasada extrema, quedaba 22 para largar la final. Si tuviera la bolita de cristal ???
Largamos y pase autos en seguida, lo cuento porque fue increíble, me pegaban en plena recta por atrás y a los costados, me parecía ser una pelota de ping pong rebotando a los costados, adelante y atrás, entre medio de una marea de autos, venia entretenido como nunca y ya había recuperado como 7 puestos en la primera vuelta y media, dado mis pasadas y toques delante mío con autos que salían despedidos para todas partes por lo áspero del inicio. Es increíble estar ahí metido, ya que por la posición de manejo bastante al medio del auto, atrás y casi en el suelo, con los ojos apenas por encima de la parte baja del parabrisas, las colas de los autos que a uno lo anteceden se ven enormes y los autos muy grandes, uno se siente como una hormiga ahí adentro en medio de la pelea y se ve como vuelan las partes de plástico de los otros por los roces que estaban a la orden del día , total era la ultima y no se perdía nada.
En eso estaba cuando Pezzini, un mal piloto y persona (le había hecho lo mismo a Fontana en la serie y siempre esta sacando gente) me rompió la llanta de atrás terminando mi carrera antes de comenzar la segunda vuelta con el auto afuera y roto.

Bueno, parece que esto es todo, partí corriendo en Argentina por medios propios el año 99 y he corrido todos estos años, los tres últimos en el TC 2000, pero me canse, de luchar por encontrar equipo, ser aceptado, adaptarme a gente nueva cada vez, viajar tanto, luchar hasta para conseguir pasajes de avión, muchas veces mas caros que un pasaje a Miami dado los cambios de fechas en los entrenamientos y combinaciones horarias, llegar los lunes a las 8.30am a Chile y estar en la oficina a las 9 después de haberme levantado a las 4 de la mañana y los tres días desde el jueves a las 5 y 6 AM. Trabajar en la semana 12 a 14 horas diarias, además de los sábados y a veces los domingos, de pedir favores y tolerancia en los bancos, todo para tener los recursos y medios de correr, etc.
Pasa que nadie se imagina y por eso lo cuento, que es tanta la demanda por el automovilismo en Argentina, que esta lleno de pilotos que viven de esto, tienen sueldos y consiguen auspicios, mas encima los consiguen para varias categorías a la ves por lo que están todas las semanas corriendo y probando en algo. Es por eso que se convierten en tan buenos corredores y testers, lo que hace que el circulo se vaya cerrando y los buenos equipos quieren a esos mismos pilotos, por lo que para uno como yo, cuyo negocio y medio de vida es otro se hace súper difícil conseguir buenos autos con posibilidades, o si se consiguen, que yo los he tenido, es estrujando tanto el presupuesto que se limitan las pruebas y va en contra del desarrollo del mismo. Los que algo conozcan y los que no, los domingos en T & C sport canal 42 del cable dan las carreras de Argentina. En TC corren 60 autos y como hay tantos interesados crearon el TC pista que ya suma 60 autos más, y como aun había interés crearon el TC Mouras y lo mandaron a correr otro fin de semana y ya son 40 autos.
El TC cuesta por carrera USS 25.000 y son 16 al año, los pilotos a los que les va bien reúnen algo de USS 35.000 por carrera, eso explica el porque viven de esto.
El TC 2000 donde yo corro es una vía publicitaria importante en Argentina y los equipos oficiales reúnen aprox. USS 1.500.000 por temporada para dos autos y con 14 carreras. Como dato los talleres de autos de carreras se dedican solo a esto, muchos son de una pulcritud y tamaño comparable en chile con la casa matriz de una marca, mueven cerca de 8 toneladas en equipos por carrera, con hasta dos camiones con semi remolques como talleres y traslado, además de uno o dos buses convertidos en Motorhomes, personal para todo esto cercano a las 35 personas y recorren mas de 60.000 kilómetros entre nueve provincias por temporada.
Mas encima reuniendo la plata para correr en un equipo medianamente bueno, lo que se redefine por el nivel de ingresos y pilotos del mismo, hay que suplicar para que a uno lo acepten, ya que la lista de espera para incorporarse a ellos, muchas veces es de 5 o mas pilotos y todos ellos con la misma plata o mas, además del tiempo para dedicarse solo a correr. Hay equipos privados paralelos a los oficiales como el Berta B o el Honda Petrobras, o Chevrolet que tienen un tercer o cuarto auto, pero para subirse a ellos hay que aportar unos USS 300 o 400 mil por temporada lo que sumado a lo que reúnen ellos mismos les cierra el numero para contar con uno. Yo corrí con menos, mucho menos, lo que pudo ser por suerte, por la buena imagen que me hice en Argentina o por insistir, estar siempre presente y porque los equipos donde corrí tenían aportes publicitarios propios por lo que sumado a lo mío permitía hacerlo.
Pero me canse, de muchas cosas, como no estar con mis hijos que van creciendo, de pedir plata, de viajar, de estar solo tantos días afuera y de tener malas carreras como las de este año, donde más encima anduve poco. (Las carreras en si no son ni malas ni buenas, pero siempre habrá irresponsables que no valoran el esfuerzo que todos hacemos por correr y te tiran para afuera, les pasa a todos mas de una vez, pero ellos tienen a su favor que corren todos los fines de semana por lo que quedar marginado un fin de semana o andar mal no pasa de ser una anécdota que se olvida el lunes). Fue parte de un proyecto, un primer año en TC 2000 de aprendizaje, segundo de mejorar y tercero de tener peleas entretenidas y darlo todo por carrera sin especular.
Se fueron cumpliendo, este año corrí mano a mano con parte de los mejores pilotos, por nombrar algunos, Furlan, Silva, Spataro, Belloso, Basso, Ledesma, y tantos otros. También tuve gente extraordinaria que me rodeo, ingenieros increíbles como Willy Kissling, Cachi Scarassini, Tito Pérez, etc. y motores de preparadores tan reconocidos como Bini y Berta.
Un comentario dedicare sobre mis equipos. El 2003 en el Honda de Fineschi, tuve buenos y rápidos compañeros de los que pude aprender muchísimo, como Yanantuoni y el mismo Fino, a quienes les preguntaba de todo y los copiaba en la pista. Willy Kissling, a cargo de los autos se preocupo siempre de que mi auto fuera igual al de ellos y la puesta a punto se traspasara igualmente a los 4 autos. Ese año me ayudaron con muchos consejos y vueltas a los circuitos en autos de calle, (prestados o sacados al primero que tuviera una llave en mano), el Pato Silva, Estaban Tuero, Papel Bugliotti, Walter Hernández y tantos mas, hasta el mismísimo Norberto Fontana, que un par de veces en que llovía me explicaba como manejar dada su experiencia bajo el agua en Europa.
En el equipo Renault de Belloso el 2004, mi mejor experiencia, lo tuve al mismo Peje Belloso, buen piloto, rápido, conocido, protegido de Berta por años y mejor persona. Cada carrera me explico como y por donde llevar el auto, me traspasó conocimientos de puesta a punto y mi auto siempre fue igual al de el. Durante cada entrenamiento y clasificación, yo salía pegado a su paragolpes trasero, como si me tirara de un anzuelo y de esa forma logre andar rápido, hacer sus mismos tiempos y tener buenas clasificaciones en la medida de lo que eran capaces nuestras “renolas.” Por ultimo, este año estuve con los Kern, equipo privado, más bien chico, con muy buena gente y mejores personas, con la asesoria técnica y constructiva de Tito Pérez y los motores de Berta. Lo que no salio bien este año es que el equipo es muy nuevo y además tuve un coequipo con menos experiencia que yo, por lo que el desarrollo de los autos, puesta a punto y comparación en pista nos perjudico bastante. Hubo veces como en San Luis en que estaba 28, yo sin saber si era yo o el auto, y resulto que en la reunión del sábado en noche vimos que todos los autos del mismo constructor e ingeniero estaban del 26 para atrás, esto era los VW Bora, con E. Spataro incluido, que salio tercero en el campeonato y los honda de Fineschi. Este es el punto que mas me lleva a dejar todo, si no estoy en un equipo algo mas grande, rodeado de buenos pilotos, que prueben y estén día a día en las carreras, mis posibilidades de andar bien se reducen muchísimo, ya que yo no puedo dedicarle mas tiempo que los fines de semana de carreras y una prueba antes por el día en Córdoba, dado que debo trabajar mucho mas en mi tienda para tener los recursos necesarios.
Por ultimo, en lo económico, igual tuve ayuda en estos años, la gente de Enova, créditos automotrices de Toyota en la mano de Mauricio Valencia y varios ejecutivos mas que seria largo nombrar me ayudaron desde la época de la formula, con plata y trabajo, mandándome autos para la venta, Andrés Martines-Conde, gran amigo y dueño de Motorix, importador de las Bujías NGK y varios productos automotrices mas, me ayudo cada ves que pudo con publicidades desde el año 2003. Y así varios más, que ayudaron aunque sea con autos para la venta. El 2003, para pagar organice una mini teleton en la que 10 amigos y empresarios aportaban algo de USS 300 cada uno por carrera para ayudarme. Así fue también que empresas como El Mercurio en la que yo como automotriz gastaba algo de 24 millones al año en publicidad, fueron incapaces de darme un descuento de USS 300 en la factura mensual para ayudarme, por lo que reduje gastos fuertemente en todo ámbito para paliar la falta de auspicios. Ni hablar de las líneas aéreas. Como los entrenamientos podían variar, no me servían las reservas con tiempo de anticipación, o como ahora en la última en que Aerolíneas estuvo en huelga me tuve que entubar el pasaje de Lan ya que era para combinación. Fue siempre un desagrado volar con ellos, ya que cada ves que pedí adelantar o retrasar un vuelo me lo negaron teniendo que pagar muchas veces pasajes carísimos solo de ida o vuelta para viajar aun viniendo en aviones semi vacíos. Un agradecimiento a Aerolíneas y las compañías europeas cuando pasaban por Bs.As. Ya que cada ves que tuve que cambiar vuelos y tenían espacio accedieron a hacerlo con buena voluntad y sin cobrarme.
Un comentario aparte para mi gran compañero y amigo Raúl Molina, que por su fanatismo y amistad, me acompaño cada ves que tuve que viajar en auto a las carreras en que el avión no era la solución, hablándome por horas, manejando, compartiendo gastos y compartiendo penas y alegrías durante los fines de semana. Terminando este resumen, como no agradecer a mi señora, que nunca puso problemas a mis viajes, que tuvo a nuestras guaguas apuradamente a solo días de mis carreras para que yo no me perdiera los nacimientos y cuya única objeción era que yo no quebrara por culpa de este deporte.
Escribí esto ya que es fácil criticar cuando no se ve un Chileno entre los de adelante, pero pocos saben el trasfondo que encierra el solo participar. Un último comentario, de lo difícil que es todo en este país cuando se quiere cumplir un sueño. Cuando convide a Salazar a correr en pareja los 200kms de Bs.As. En el 2004 lo pasamos increíble, estuvo todo lindo, el un agrado como persona y muy buen piloto, pero en todos los medios de prensa donde apareció, agradeció a la categoría y a su presidente por haberlo convidado en virtud a su trayectoria como ex F-1 y deportista destacado, cuando quien lo convido, pago al equipo, consiguió con la categoría el resto de plata que faltaba y pago los pasajes de avión para ir a probar, fui yo, humilde y anónimo deportista Chileno en Argentina. Finalmente, debo decir lo espectacular de la recepción, el trato y el cariño que me dieron los Argentinos, tanto el publico, la prensa, los equipos, los mecánicos, los pilotos, la organización de las distintas categorías, hasta muchas veces la policía y hasta los porteros de los circuitos, fueron increíbles, siempre me hicieron sentir querido, bien atendido y orgulloso de correr allá, seria lindo que algo de eso copiáramos en chile, que hasta para llegar y salir de Vizcachas es un desagrado. Los argentinos que conocí en estos años, son cariñosos, atentos, educados y fanáticos de lo que hacen y me trataron como a uno más, nunca con diferencia por venir de otro país.
Un abrazo a todos, a los que llegaron leyendo hasta acá, sorry lo largo y gracias a los que hicieron posible el sueño de correr en una de las mejores categorías del mundo y en otro país escapando a la realidad de las carreras en nuestro país.
Finalmente hay una posibilidad de continuar, el proyecto es lindo y solo si sale adelante ese proyecto puede que esto siga un par de años mas.
Un Chileno que lucho, hizo y cumplio su sueño.
JULIO INFANTE
Fotos y datos. www.tc2000.com.ar o www.carburando.com



Equipo de Ventas

Karelys García
Lindsay Torres
Julio Infante