Av. Vitacura 9477.    (+56 2) 2229-2254
Av. Vitacura 9477.    (+56 2) 2229-2254

Estamos desde 1992 en Vitacura 9477, esquina La Llavería. Vitacura, Santiago



FOTOS CARRERAS (1975)



Logo Facebook
Logo Twitter
Logo Google+
Logo Whatsapp

FOTOS CARRERAS (1975)

Un fuerte golpe contra el guard-rail de la curva 1 del Autódromo Cabalén terminó con la carrera en Córdoba de Julio Infante. Aunque afortunadamente el chileno salió ileso del accidente, el Honda Civic del equipo Fineschi Racing quedó muy dañado en su parte frontal luego de impactar duramente en quinta fondo a cerca de 200 kms/hr. en el viraje a la derecha luego de la recta principal.
Infante que venia en un lindo trencito de 8 autos, junto a fontana, silva, di palma y basso entre otros había mejorado algunos puestos con respecto a su ubicación de largada en el primer tercio del evento, pero en la vuelta 12 debió entrar a boxes debido al aceite que otro auto regaba en su parabrizas el que lo dejo sin ver nada, Julio volvió al circuito casi con un giro menos, por lo que poco más tarde fue superado por los punteros Walter Hernández y Marcelo Bugliotti quedando delante de Gabriel Ponce de León que venia detras hasta antes del accidente.
Fue transitando en medio de ellos absolutamente comodo y dispuesto a llegar asi hasta el final, con todas las camaras de television para ellos, que el auto aparentemente sobre el aceite del motor roto de Lopez en esa primera curva del escenario mediterráneo, se desacomodó súbitamente, dando de frente contra el último tramo del guard-rail. Los médicos del TC 2000 lo socorrieron rápidamente y lo sacaron del habitáculo. Si bien Infante no estaba por suerte lastimado, manifestaba los dolores lógicos de cuello y espalda provocados por tan abrupta desaceleración.
PRENSA FINESHI.
El otro golpe que sufrió el equipo, y que en un primer momento llevó preocupación a todos los que se encontraban en el trazado, fue el accidente que sufrió el piloto chileno Julio Infante, cuando transitaba a plena velocidad por la primera curva del circuito. El hecho se produjo cuando su auto se desacomodó de cola, lo que le ocasionó a Infante la pérdida de control de su unidad, que fue a impactar de frente contra el guarda rail.
Inmediatamente el piloto fue atendido en el sitio del incidente por los médicos que se llegaron al lugar, y fue trasladado hasta el Sanatorio Alta Gracia, donde le realizaron una serie de radiografías para descartar golpes en las cervicales y columna, que afortunadamente no revelaron ningún tipo de lesión, por lo que todo quedó en un gran susto. Vale mencionar que previo al accidente, Infante se había detenido en el box donde sus mecánicos limpiaron el parabrisas que había quedado sucio con aceite despedido por otro auto, por lo que en el momento de producirse el despiste el piloto gozaba de una excelente visibilidad desde su habitáculo.
El propio Infante lo explicaba de la siguiente forma: "Realmente no sé decir qué fue lo que pasó, venía realizando una carrera tranquila, con el objetivo de llegar al final, y de repente la cola del auto perdió estabilidad y el coche se descontroló y fue a impactar contra la protección, puede que en la pista hubiera un poco de aceite, pero no estoy seguro. La verdad es que las medidas de seguridad del auto y la pista funcionaron muy bien, sólo sentí un dolor en la espalda cuando fue el golpe y por eso de inmediato solicité al equipo la atención médica para evitar cualquier complicación, aunque afortunadamente todo estuvo bien al final. Quiero agradecer a los médicos que me atendieron y a todos los que se preocuparon por mí. Ahora espero que los chicos en el taller puedan reparar el auto, para estar presente en la última fecha en Mar del Plata". Ahora Julio ya se encuentra en su casa, en Santiago de Chile.
Ganó Hernández con el Ford Focus, pero fue su compañero Ponce de León quien se adjudicó por segunda vez la corona del TC 2000.







Equipo de Ventas

Karelys García
Lindsay Torres
Julio Infante